El ritmo frenético

Esta mañana os comparto un artículo sobre el TDAH y la sobrestimulación de los niños creado por Ana Torres Jack  para La Voz de Galicia y que ha compartido en Linkedin: ¡Es que no te concentras!

3a68c973-950b-4271-bddb-7061ac932be5-original

En mi opinión, hemos pasado por una ‘etapa’ donde la moda era etiquetar a los niños con TDAH, cuando lo que ocurría  era un exceso de estimulación y actividades en su día a día. Este nuevo estilo de vida y de responsabilidad, convirtiéndolos en miniadultos, es lo que se refleja luego en la escuela, donde normalmente tienen que permanecer mucho tiempo sentados, callados y atendiendo.
Pongo un ejemplo, como tengo alrededor niños de diferentes edades, muchas veces veo la tele con ellos y me fijo en la rapidez y el ritmo frenético de series de dibujos y anuncios, pasando de unos a otros, de una acción a otra, risas, lloros, batallas casi sin tiempo a procesar y asimilar el contenido.

La otra cara, es que cada vez somos más conscientes de que hay alternativas, existen muchos profesionales implicados en que esos cambios se produzcan y artículos como este con consejos útiles para comenzar a conseguirlo.

¿Cuál es tu opinión sobre el TDAH? ¿Crees que los niños se encuentran excesivamente estimulados? ¿Somos responsables de querer ‘hijos perfectos y preparados para esta vida competitiva’?

Etiquetado , , , , ,

2 pensamientos en “El ritmo frenético

  1. iarcealba dice:

    Te doy toda la razón. Creo que buscamos hijos sobradamente preparados. Veo constantemente padres preocupados en exceso por apuntar a esto y a aquello a sus hijos, actividades y más actividades. Gimnasia, porque hay que hacer deporte, clases particulares de Inglés, porque así refuerzan lo que aprenden en el cole. Música, porque ha de tocar un instrumento, que es bueno para desarrollar la mente…ufff y a parte los deberes que puedan tener, además de haberse tirado todo el día en el colegio… ¿Cuándo los vamos a dejar ser niños?

    Me parece muy bien que se les estimule, pero creo que no es preciso exagerar. Además (y esto, sin desmerecer el trabajo de las academias u otras empresas de extra-escolares) hay otras formas de estimular la mente de los niños sin necesidad de exponerlos a tanto estrés.

    Opino que todo en su justa medida está bien.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias por este comentario tan acertado, las vidas de muchos niños son casi más estresante que la de los adultos, con horarios, ritmos infernales y tenerlos ‘siempre ocupados’.
      Ahora mismo se ha comprobado que estar ‘sobradamente preparados’ tampoco garantiza un futuro mejor.
      Que cada familia lo haga lo mejor que pueda pero dejemos a los niños ser niños.

      Un abrazo.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Silvia López Gómez

Diseño, desarrollo y evaluación de recursos para educación y formación

Percepción de Mujer

Un lugar para sentirte

julesversolibero

La vida es una comedia que siempre acaba en tragedia

El País de las Hadas by Isabel Jiménez

.....pequeñas historias...

GALDIN

Tras miles de años de paz y armonía, una guerra entre dos razas desata la desolación en un territorio que quedará yermo. Tras tanto odio, muertes y residuo del poder arcano, surgirá un mal que hará que las razas que viven en Rahaylimu se unan de nuevo para combatirlo.

A %d blogueros les gusta esto: