Emprender con tus emociones y sentimientos

sunset-193304_640

Hoy os quiero dejar el enlace un nuevo post publicado en el blog de eWolutions sobre las emociones y los sentimientos relacionados con emprender:

La aventura emocional de emprender

Además quiero citar a un profesional, compañero y amigo que da con una clave muy importante del artículo:

Cualquiera puede emprender, pero no de cualquier manera. Esteban Grandal Ocaña

Etiquetado , , , , , , , , , , ,

6 pensamientos en “Emprender con tus emociones y sentimientos

  1. icástico dice:

    He leido tu enlace. Creo que el emprendimiento se debería abordar en la escuela y en la FP, en lugar de tanta tontería y disparates toreros ¿por qué esperar a los 40 años si observamos cómo está cambiando el mercado laboral?

    Le gusta a 1 persona

    • Primero, me gustaría agradecer tu comentario y reflexiones, me han hecho plantearme y meditar sobre toda la información que hay disponible sobre emprendimiento en la red y así poder contestar a tu pregunta.
      Segundo, respondiendo a la preguntas que lanzas, no creo que haya que esperar a los 40 para emprender, pero soy consciente de que sí que hay unas generaciones que se quedaron fuera del espíritu emprendedor y de los nuevos sistemas de trabajo, por lo que se ven forzados a reinventarse y con mucho que decir y aportar.
      Me explico: nací en el 79 y creo que 10 o 15 años arriba y abajo hay unas generaciones que no estaban preparadas para la incertidumbre, la falta de un trabajo ‘seguro’, la no progresión en tu empresa si te quedabas años aguantando, el desempleo de larga duración, etc.
      Actualmente sí entra algo de formación en emprendimiento tanto en FP como la Universidad, con proyectos fin de carrera y estudio de planes de empresa, aunque entiendo que mal enfocados y sin resultados.
      Veo una realidad cada vez que camino por mi ciudad, a pesar de toda la información existente, el espíritu emprendedor con el que me encuentro es el de montar un bar, una peluquería o una tienda de moda, modelos ya muy ‘quemados’. También escucho la oportunidad que supone preparar una oposición si estás desempleado, otro campo tradicional y, a veces, poco efectivo.
      De todas formas no enfoco mi trabajo a un rango de edad (de echo estamos mirando de llevarlo a los centros de enseñanza) y es compatible con cualquier punto de partida, pues siempre será la persona y, a partir de ahí, trabajar.
      ¿Qué opinas tú del emprendimiento y el mercado laboral actual?

      Saludos.

      Le gusta a 1 persona

      • icástico dice:

        Gracias a tí, Yolanda.

        Uf, el mercado laboral hoy. Está en plena mutación. Esa realidad que ves en tu ciudad igual que yo en todas a las que voy quizás se deba a nuestros gobiernos, que apuestan claramente por un país de servicios, fundamentalmente hostelería, a la vez que han permitido y propiciado la desindustrialización. Si a esto sumamos que todas las cadenas televisivas tienen sus realities chef, master chef y demás pesadillas chef en la cocina, versión senior e infantil con sus coach de turno ¿Qué espíritu emprendedor esperabas? El modelo ladrillo recogió a muchos hijos del fracaso escolar, fruto de siete planes formativos diferentes en solo 38 años, permitiéndoles ganar tres mil euros al mes y reírse del mambo y de los pobres funcionarios, tan envidiados hoy en día, ahora, con “cero” formación y el panorama laboral que existe pues a ver si se montan un bar o una tasca porque con las herramientas que tienen… Y los que acabaron una carrera pues también, que a los gobernantes lo que les importa son las cifras positivas, no la calidad.
        Yo no emprendí porque en mi época sobraba trabajo por cuenta ajena (por lo menos en el área comercial, en la que me desenvolvía) y cuando alguno no colmaba mis aspiraciones cambiaba por otro sin dificultad, no viví la incertidumbre que mencionas por eso jamás me planteé si estaba o no preparado para ella, simplemente no contemplaba el escenario “autónomo”. De haberlo hecho seguro que hubiese resultado mejor antes que ahora porque podías permitirte el lujo de fracasar y levantarte, los bancos prestaban con alegría, los familiares podían echar una mano, etc. y el mercado no era tan exigente ni competitivo, con unos conocimientos básicos sobre el negocio escogido, buena educación y compromiso podías llegar muy lejos. Eso ya no vale, el emprendedor es la más pequeña expresión de una empresa, es micro empresa y necesita de los mismos elementos que esta para triunfar: preparación, experiencia, idiomas, economía, marketing, comunicación, redes sociales, etc. Ir de llanero solitario por el emprendimiento es una locura, un romanticismo caduco, hay que saber buscar los socios adecuados que cubran (entre todos) estas exigencias y ni siquiera es suficiente garantía de éxito.
        Hace años quedaba el recurso de la emigración incluso para hacerse millonario si trabajabas duro, pero ahora no hay fronteras, internet se las ha cargado, existe un solo país llamado aldea global y ahí competimos todos ferozmente. Los que emigran hoy no es para enriquecerse por mucho que curren, es para escapar de la penuria laboral española, otra vez, que no deja de ser un emprendimiento por lo que aprende. Por eso la gente abre (y cierra) bares a punta pala, creen que es lo más fácil y ningún negocio lo es ahora (España es el país que más bares tiene por habitante de Europa).
        Pienso que hay que buscar a los emprendedores entre gente cualificada. Otra opción es ir preparando a los mayores (me refiero, fíjate, a 40 o 45 años) para el emprendimiento, los que van cayendo de la ciudadela laboral, aprovechando su experiencia, ahora que Felipe González apoya la tesis de ¡jubilarse a los 75!, es otro nicho (no es broma). Y eso que la madurez cotiza fatal, si nos fijamos nuevamente en las cadenas observamos miles de anuncios que trasmiten esa idea, todo es juventud, todo piel lisa y tersa, buena planta y mejores contornos, no hay más que comparar, por ejemplo, la sección “el tiempo” de cualquier cadena actual con la de hace treinta o 40 años y esto lo extrapolo a casi todos los programas. Por otro lado, conozco mucha gente que se auto empleó a raíz de caer en el paro (siempre fue una especie de fantasía ser tu propio jefe) y está arrepentidísima por muchos motivos, porque no lo definió bien y porque, una vez metidos, vieron el poco apoyo y ayuda existente por parte de la Administración. Me quedan seis meses para los 60 tacos y no se me ocurre emprender ni loco, y soy un parado de larga duración, esto es lo que he aprendido.
        Perdón por la extensión.

        Le gusta a 1 persona

      • Gracias de nuevo por tus aportaciones, todas las características que expones, son parte de lo que he vivido y conocido a lo largo de mis años de formación y desarrollo profesional.
        España es un país de servicios (como buen destino turístico internacional) y con planteamientos educativos y laborales (de creación y apoyo al empleo) mejorables y revisables, pero es el escenario en el que nos movemos y no hay otro de momento. Me gusta ver que poco a poco empieza a cambiar, siento que puede llegar una tranformación de mentalidad muy importante y me gusta sentir que puedo aportar un poco de mí para que suceda.
        Como decías, somos microempresas, y tenemos que funcionar como tal, con sus herramientas y estrategias.
        He tenido que reinventarme muchas veces, no recibo ayudas, me encuentro en el limbo de los 35 a los 45 años en los que si no tienes familia o personas a tu cargo y tienes una formación superior, se considera que eres capaz de salir adelante sin apoyos económicos y, como tú, soy ‘parada de larga duración’ que nunca está parada.
        Apuesto por el emprendimiento firme, con los pies en la tierra y en positivo. Considero emprender no solamente una empresa, uno puede ser una colaborador de muchas empresas distintas y ya estás emprendiendo un camino profesional nuevo.
        El mercado es competitivo y feroz, pero lleno de grandes posibilidades, de ahí que me guste apoyar y sostener a otros en sus intentos por salir adelante y ayudarlos a exprimir su potencial.
        Cada circunstancia es diferente, cada historia es muy personal y con matices, no hay fórmulas mágicas ni se puede generalizar, pero existen unas tendencias o patrones que podemos usar en nuestro beneficio y el éxito puede ser, simplemente, conseguir ingresos suficientes para mantenerse; cada uno debe fojarse el suyo.
        Al final, también me he extendido.
        Un saludo.

        Me gusta

  2. Si se me permite, creo que el emprendimiento (sea lo que sea eso) debería enseñarlo la propia vida. Constantemente veo como perdemos múltiples oportunidades de aprender. Esta crisis de entender el trabajo tal y como se vivía hasta ahora, está permitiendo que nos replanteemos muchas ideas que han de ser renovadas.
    Crisis significa cambio. Los modelos productivos han cambiado mucho desde la revolución industrial (por suerte) y tenemos que adaptarnos.

    Las emociones son herramientas para la supervivencia y la adaptación; tod@s nacemos dotad@s de emociones y tenemos que contar con ellas.

    En este caso estamos hablando de emprendimiento, pero ya seas un@ emplead@, un@ encargad@ con responsabilidades organizativas, etc… has de empezar a plantearte que ser un@ analfabet@ emocional es, como mínimo, un desperdicio de nuestros potenciales y que la vida es demasiado corta para perseguir metas de otros y no las nuestras propias.
    En eso creo y eso intento llevar a la práctica cada día. Con el ejemplo puede que lo transmita, pero eso ya no depende tanto de mi, como de quienes me rodean. Además, respeto que tod@s somos diferentes y cada persona tiene sus circunstancias, su historia, etc…
    Un saludo Yolanda y gracias por tu generoso e incansable trabajo

    Le gusta a 1 persona

    • La inteligencia emocional y los recursos que nos aporta para nuestro día a día, son claves para ese cambio de mentalidad del que hablas y para aprovechar este momento tan interesante que estamos viviendo.
      Estoy muy de acuerdo con tus reflexiones y agradezco que las hayas plasmado.
      Sigue creyendo en tus ideas y contagiando tu entusiasmo.
      Saludos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Silvia López Gómez

Diseño, desarrollo y evaluación de recursos para educación y formación

Percepción de Mujer

Un lugar para sentirte

julesversolibero

La vida es una comedia que siempre acaba en tragedia

El País de las Hadas by Isabel Jiménez

.....pequeñas historias...

GALDIN

Tras miles de años de paz y armonía, una guerra entre dos razas desata la desolación en un territorio que quedará yermo. Tras tanto odio, muertes y residuo del poder arcano, surgirá un mal que hará que las razas que viven en Rahaylimu se unan de nuevo para combatirlo.

A %d blogueros les gusta esto: