Aprendiendo con cada experiencia

chair-945412_640

Recientemente he terminado una colaboración con eWolutions y los profesionales Esteban Grandal y Ricardo Iglesias en el Programa integrado para el empleo ‘Inserta 5’ del Ayuntamiento de Ferrol (más información aquí), consistente en un Taller denominado Marca Personal e Inteligencia emocional para la inserción laboral.

Mi aportación  consistió en ayudar a los participantes en la parte de autoconocimiento como base para la creación de la marca personal y, mientras lo hacía, me surgieron las siguientes preguntas:

  • ¿Cuánto tiempo dedicamos a autoconocernos?
  • ¿Nos conocemos tanto como creemos?
  • ¿Qué herramientas estamos acostumbrados a usar para reflexionar sobre nosotros y nuestra vida?
  • ¿Podemos encontrar el equilibrio entre aspiraciones personales y profesionales?
  • ¿Cuáles son los principales bloqueos?
  • ¿Realmente decido mi camino?

Un denominador común que he podido extraer durante esta experiencia es que muchas veces el ‘ruido’ y las necesidades que consideramos básicas, nos llevan a no dedicarle mucho tiempo a pensar qué es realmente lo que busco, que las presiones ajenas  y el dictado del estilo de vida actual nos lleva a asumir como nuestros valores y aspiraciones impuestos socialmente. Te encuentras con la ‘realidad’ en la que el dinero sigue siendo el máximo motivador de la vida y las decisiones laborales, como un ‘dictador’ que, dependiendo de las circunstancias, no deja margen para tomarse un respiro y ver las oportunidades con más calma.

Entonces, ¿por qué hablamos de reorientación y reciclaje profesional? ¿Y de autoconocimiento? ¿Dónde quedan las buenas intenciones y las motivaciones iniciales?

coffee-973903_640

Por mi parte creo firmemente en las nuevas oportunidades y en que el esfuerzo bien dirigido obtiene sus resultados, tal y como reflejo en mi post Las claves de la reorientación profesional.

Observando a los participantes del taller, sus reacciones, sus descubrimientos y sus ideas, me he dado cuenta de que todos tenemos una luz dormida dentro, una esencia que nos dice que podemos y valemos, que somos complejos, únicos y tenemos una fuerza motivadora que nos lleva a querer la mejora constante. Que dedicar un tiempo a conocernos mejor nos extrae una sonrisa, fomenta el diálogo y activa la mente para generar ideas, proyectos y soluciones.

Autoconocerse es una acción clave y útil para enfocar nuestros pasos y motivarnos para recuperar el control de las decisiones y de la vida.

Aprendí mucho con ellos y descubrí gente interesante, creativa que me han supuesto un reto. Por ejemplo, he aprendido y practicado ejercicios de respiración y relajación, mejorado en la transmisión de ideas, comprobado el valor de la sencillez del discurso y de la conexión humana y, por supuesto, me he conocido un poco más, reflexionado sobre mí y mis capacidades y añadido algún valor más a mi marca personal y mi identidad.

Muchas gracias.

Tagged , , , ,

2 thoughts on “Aprendiendo con cada experiencia

  1. iarcealba dice:

    Tomarnos tiempo para escucharnos a nosotros mismos y saber observar y escuchar a los demás, son herramientas muy poderosas para aprender.
    Gracias por tu artículo. Muy interesante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *